Miguel Castro, de la Comisión de Defensa del Consumidor, anunció a Gestión.pe una propuesta legilastiva para reducir el tiempo que tienen las empresas en dar respuesta a los reclamos y quejas y sancionarlas si incumplen.

El libro de Reclamaciones en la mira del parlamento. Pese que es un deber de las empresas contar con dicho libro, ya que es una herramienta util para dar a conocer la disconformidad de un producto o un servicio. El parlamentario Miguel Catro contó que tras una inspección al aereopuerto Jorge Chávez se pudo notar que algunas líneas aereas (Especificamente Latam) no contaba con esta herramienta al alcance de los usuarios.

«Cuando nos acercamos al primer counter nos comunicaron que esté se encontraba en el counter 62. Al acercarnos ahí, tampoco obtuve respuesta de este instrumento para interponer reclamos.  Por lo que terminamos, tras un tiempo de espera, en la zona de embarque. En dicha zona, se comunicó que el Libro de Reclamaciones se encontraba en la zona externa. Lo grave de esto, es que desnuda lo difícil que es para un pasajero dejar constancia de sus reclamaciones», afirmó durante su presentación en la Comisión de Defensa del Consumidor.

Debido a esto, adelantó que se anunciará una propuesta legislativa en favor del Libro de Reclamaciones.

En declaraciones, Castro explicó que su iniciativa busca aminorar el tiempo que tienen las empresas para dar responder a un reclamo o queja realizado por esta vía e interponer multas que podrían llegar en casos muy graves a los 450 UIT si no dan respuesta al consumidor.

«Estoy elaborando una propuesta legislativa para incentivar la autorregulación y promover la solución de conflictos entre las partes. La idea es que los proveedores tengan entre 15 a 20 días  aproximadamente para responder  a los consumidores que han expuesto su queja a través del Libro de Reclamaciones y llegar a un acuerdo para resolver así ,y en primera instancia, la controversia. Si es que esté (el proveedor) no contesta, tendrá una sanción», indicó.

 

En la actualidad las empresas tienen hasta 30 días calendarios para dar respuesta a  a los usuarios por medio de una carta y/o correo electrónico el reclamo o queja impuesta a través del Libro de Reclamaciones. De ser positiva la propuesta que sería presentada, este plazo se reduciría.

Pero no es lo único que plantea. También  la imposición de multas que estén acordes con el Código de Protección y Defensa del Consumidor en caso de incumplimientos, que van  desde no responder a los reclamos en el tiempo previsto hasta conductas negativas hacia el usuario.

Cabe recordar que de acuerdo al Código de Protección y Defensa del Consumidor las faltas se sancionan en tres rangos: leves (hasta 50 UIT), graves (hasta 150 UIT) y muy graves (hasta 450 UIT).

LIBRO DE RECLAMACIONES: PROPUESTA PARA SANCIONAR CON MULTA LA DEMORA EN LA RESPUESTA DEL PROVEEDOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *