Para el éxito de tu empresa, no hay nada mejor que cumplir con los requerimientos de entidades fiscalizadoras. Una de ellas es Indecopi y es quien protege los derechos de los consumidores. Por este motivo que cada vez que tu cliente, por alguna razón, esté insatisfecho con el producto o servicio que le brindaste podrá hacer llegar su reclamo o queja ante esta entidad.

Para que esto ocurra, Indecopi pone a disposición de los consumidores el Libro de Reclamaciones, una herramienta útil que las empresas que brindan productos o servicios al público están obligados a tener. En el caso de que esto no suceda, la entidad defensora de los consumidores puede sancionar o imponer una multa.

¿Cómo Indecopi fiscalizará a tu negocio?

La entidad fiscalizadora podrá solicitar en cualquier momento las copias de las hojas de reclamaciones. Cuando te soliciten la información, debes entregarla en un plazo de tres días como máximo. En el caso que se trate de una inspección, tendrás que entregarla el mismo día a los funcionarios de Indecopi.

¿Cuáles son las sanciones que puede imponer Indecopi sobre el Libro de Reclamaciones?

En el caso de que no cuentes con el Libro de Reclamaciones o no des respuesta a los reclamos o quejas, Indecopi puede imponerte desde una amonestación, hasta una multa, según la gravedad de la infracción.

El proveedor puede ser sancionado por el Indecopi por el hecho que genero un reclamo(por infracción al código de consumo) también corre el riesgo de tener una infracción por no contar con un libro de reclamaciones o no atender  el reclamo por un lapso de 30 días calendario lo cual quebrantaría la normativa del libro de reclamaciones.

El consumidor puede presentar una denuncia ante la Comisión de Protección del consumidor Indecopi y este organismo puede imponer desde una amonestación hasta una multa. De acuerdo a la gravedad de la infracción.

En el primer caso las faltas se sancionan en 3 rangos:

  • Leves: Hasta 50 UIT (Unidades Impositivas Tributarias)
  • Graves: Hasta 150 UIT (Unidades Impositivas Tributarias)
  • Y muy graves: Hasta 450 UIT (Unidades Impositivas Tributarias)

En el segundo caso donde se viola las Normas del Libro de Reclamaciones, las sanciones ya están preestablecidas y dependen de la gravedad y de la facturación del proveedor. Las Microempresas que facturan hasta 150 UIT pueden recibir desde una amonestación hasta 2.5 UIT de multa, las pequeñas empresas reciben multas o sanciones desde 1 hasta 5UIT, mientras que las medianas o grandes empresas reciben sanciones desde 2.5 UIT hasta 10 UIT.

Las sanciones pueden ser aminorarse o agravarse dependiendo de la naturaleza de cada caso.

Que el Proveedor no cuente con un libro de reclamaciones, que no dé respuesta a la solicitud del consumidor en el plazo reglamentario o que no facilite el código de reclamo del usuario, son consideradas faltas sancionables con el rango de multa mayor.

Entre las faltas menores están la de no entregar la copia de la planilla del libro de reclamación al usuario, no exhibir el aviso que anuncie que allí se encuentra disponible el Libro de reclamación, entre otros.

¿POR QUÉ TE MULTAN POR NO TENER LIBRO DE RECLAMACIONES?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *